El grupo hospitalario Quironsalud se está planteando superar la oferta realizada por la compañía Vithas -propiedad de la familia Gallardo y La Caixa- para adquirir los siete hospitales de la firma valenciana Nisa.

Según diversas fuentes consultadas por elEconomista, el primer grupo hospitalario privado en España -que acaba de ser adquirido a su vez por la alemana Fresenius- ha recibido una propuesta de compra por parte del 51% del grupo, propiedad aún de los accionistas de Nisa que se resisten a vender sus acciones a la familia Gallardo y cuya cabeza visible es el actual presidente de la compañía, Manuel Giner.

Este grupo vendedor ha sindicado sus acciones y ha contratado a la firma Arcano y al despacho Garrigues para sacar el grupo al mercado y buscar un precio mayor que el ofrecido hasta ahora por Vithas. Así, ha valorado la compañía en unos 350 millones de euros -90 millones de euros de deuda incluida-, una cifra que es hasta un 30% superior a los 290 millones de euros de valoración realizada por Vithas cuando anunció en junio su intención de adquirir la totalidad de los hospitales valencianos. Arcano y Garrigues, de acuerdo con este grupo de accionistas, se han puesto como fecha límite el 23 de noviembre para realizar esta operación de venta.

Desde el grupo Quironsalud, una fuente oficial confirmó a este diario haber recibido esta oferta de compra. La compañía afirma que están estudiando la operación, pero que de momento no hay ninguna decisión al respecto, aseguran. Además -destaca esta fuente- cualquier paso corporativo debe ser aprobado por el nuevo dueño, los alemanes de Fresenius, que pagaron 5.760 millones por la compañía española hace apenas un mes.

En todo caso, si Quironsalud decidiera apostar finalmente por entrar en la puja por Nisa, el grupo presidido por Víctor Madera debería llegar a un acuerdo también con los Gallardo para adquirir el 35% que tienen adquirido, ya que no tendría sentido que dos grupos industriales competidores coexistieran en la misma empresa.

Hay que recordar que la propiedad de la compañía valenciana se reparte entre más de 600 accionistas, muchos de ellos profesionales de los centros y sus familiares, que tienen las 12 millones de acciones en que se divide la firma. Hasta ahora han sido unos 200 de estos propietarios los que han decidido vender sus acciones a la familia Gallardo, a través de Vithas, que ha pagado entre 16 y 17 euros por cada acción. El precio abonado supone valorar la empresa en 13 veces su ebitda de 2015 y un PER (ratio precio/beneficio) de 30, según fuentes del grupo catalán. Ahora, según las fuentes consultadas, el mandato de venta de Arcano recoge un precio de venta no inferior a los 22 euros por acción, con un precio óptimo de 25 euros. Esta cifra supone valorar la compañía entre 16-17 veces su ebitda.

Según aseguran varias fuentes de este proceso, otros grupos hospitalarios privados, como el madrileño HM Hospitales o el andaluz Hospitales Pascual también han recibido la oferta de venta por parte de Arcano. Otro de los nombres que estas fuentes de solvencia sitúan como posible interesado es el grupo Ribera Salud, también con sede en Valencia. Sin embargo, esta compañía ha querido desmentir a elEconomista su participación en este proceso.

“Tenemos una magnífica relación con el grupo Nisa y les deseamos toda la suerte en su proceso de venta, pero tienen un modelo de negocio diferente al nuestro”, ha señalado una fuente oficial de Ribera Salud.

De igual modo, Arcano también ha invitado al proceso a diferentes fondos de capital privado, algo habitual en este tipo de operaciones para poder realizar la operación de manera más acelerada. Es más, tal y como ha podido saber este diario, algunos de estos grupos hospitalarios de tamaño mediano se han acercado a diferentes fondos para plantearles la posibilidad de presentar una oferta conjunta. Tal y como explica Arcano en uno de los primeros documentos oficiales del proceso -al que ha tenido acceso elEconomista-, el plazo para presentar las ofertas no vinculantes por Nisa finalizaba el pasado 6 de octubre, aunque se ha prorrogado unos días más a petición de algunos de los participantes, según comentan estas fuentes.

A partir de este momento, las compañías que hayan mostrado su interés en Nisa podrán participar en la fase de la due dilligence y tener información detallada sobre el grupo valenciano, tanto aspectos financieros y de negocio como temas legales. Hasta la fecha, Arcano ha comunicado al grupo de accionistas que hasta un total de 11 compañías, de las que cuatro son grupos industriales y siete son inversores financieros, han mostrado interés por el Grupo Nisa. A principios de noviembre, las firmas interesadas deben firmar un acuerdo de confidencialidad para seguir negociando.

Nisa posee siete hospitales, cuatro de ellos en Valencia (9 de octubre, Aguas Vivas, Valencia al Mar y Virgen del Consuelo), uno en Castellón (Rey Don Jaime), uno en Madrid (Pardo de Aravaca) y uno en Sevilla (Sevilla Aljarafe). La compañía facturó el último año unos 180 millones de euros, con un ebitda de 22 millones de euros y una plantilla de 1.700 empleados.

Comments are closed.