La compañía realizará una oferta de acciones nuevas por un importe aproximado de 525 millones de euros, dirigida exclusivamente a inversores institucionales, a la que potencialmente podría añadirse una venta de títulos por parte de su accionista Arle Capital Partners.

Parques Reunidos quiere desafiar la volatilidad e incertidumbre de los mercados y protagonizar la mayor salida a Bolsa desde Aena, a principios del año pasado. La empresa de parques de ocio prevé volver al parqué en mayo, como adelantó EXPANSIÓN el pasado 16 de marzo, mediante una Oferta Pública de Suscripción de acciones a la que podría sumarse una OPV de los actuales accionistas

La empresa está controlada por la firma Centaur Netherland, cuyo principal accionista es Arle Capital, con el 65% del capital, mientras que el resto está en manos de accionistas minoritarios, entre ellos la dirección de la compañía.

Las estimaciones del mercado tasan en alrededor de 1.400 millones de euros el capital de la compañía y en 650 millones la deuda. Deutsche Bank y Morgan Stanley, los coordinadoras globales y aseguradoras de la oferta, llevan varias semanas manteniendo contactos iniciales con inversores internacionales clave para explicarles la compañía y sus perspectivas, y tantear la banda de precios a la que estarían dispuestos a realizar ofertas para comprar acciones. Banco Santander, Barclays Bank y BNP actúan como aseguradoras adicionales.

Los fondos obtenidos de la emisión de nuevas acciones se utilizarán para reducir “el endeudamiento global, a la vez que permitirán una considerable reducción de los costes financieros, y para proporcionar a la empresa la flexibilidad financiera para afrontar futuras oportunidades de crecimiento”, señala la empresa.

Arle Capital Partners optó a principios de año por la colocación en Bolsa de Parques Reunidos como vía de desinversión de la participada, después de constatar la falta de acuerdo para vender la empresa al fondo británico Apax Partners, con quien había establecido antes conversaciones en exclusiva.

Las diferencias en el precio resultaron insalvables e hicieron fracasar el proceso de traspaso directo. Pese a que Apax fue el candidato aventajado de una puja a tres, en la que también intervinieron Carlyle y Lone Star, la oferta del fondo en el entorno de los 1.700 millones de euros no alcanzó las expectativas de Arle, que aspiraba a recibir unos 2.000 millones. Y las partes no fueron capaces de acercar posturas durante los contactos de tú a tú posteriores a la resolución de la subasta, explican desde el sector.

Bajo la batuta de Arle, Parques Reunidos ha extendido el perímetro de actividad, pasando a gestionar 55 instalaciones repartidas en una docena de países de Europa y América, y entre los que hay emplazamientos tan conocidos como el Parque de Atracciones de Madrid, Parque Warner o Aquopolis. Los ingresos del grupo en el ejercicio fiscal de 2015 (cerrado el 30 de septiembre de ese año) ascendieron a 605,5 millones de euros, alrededor de un 10% más que un año atrás, mientras que el ebitda se elevó un 13%, a 194,8 millones de euros.

Regreso al parqué 12 años despuésDe conseguir el objetivo de salir a Bolsa en 2016, Parques Reunidos regresará al parqué 12 años después de haberlo abandonado. El gestor de instalaciones de ocio cotizó entre los años 1999 y 2004, cuando el fondo Advent International lanzó el primer proceso de exclusión acometido por una entidad de capital riesgo en España. Parques Reunidos había debutado en el mercado de valores en mayo de 1999, en una oferta pública de venta (OPV) que valoró cada título en 9,5 euros y por la que se convirtió en el único operador de ocio español en Bolsa. En diciembre de 2003 Advent entró en Parques Reunidos a través de una oferta pública de adquisición (opa), a 6,25 euros por acción. En la transacción invirtió 240 millones de euros, incluida la deuda. Cuando la gestora que hoy encabezan en España Carlos Santana, consejero delegado, y Juan Díaz-Laviada, presidente, compró la compañía en 2003, ésta contaba con 14 parques en España. Entre 2004 y 2007, el grupo adquirió nuevos emplazamientos, hasta alcanzar las 22 instalaciones, y dio el salto internacional a Bélgica, Noruega, Francia, Italia y Argentina. La empresa se vendió en 2007 a Candover (ahora Arle Capital Partners) por unos 800 millones. Desde entonces, el número de parques gestionados ha aumentado a 56.

Fuente: Expansión

Etiquetas: , , , ,

Comments are closed.